Guía de preparación para evitar resbalones y caídas (S.A.F.E.) durante el invierno

Una forma de ayudar a mantener la seguridad de los empleados es estar preparado para el clima, a veces extremo, que puede traer el invierno, y saber cómo alertarlos sobre las precauciones que se deben tomar. El clima invernal puede cambiar de repente, y la lluvia helada y la nieve pueden hacer que las aceras y los estacionamientos se conviertan rápidamente en peligrosas láminas de hielo negro. Estos cambios climáticos pueden contribuir a que ocurran lesiones graves como resultado de resbalones y caídas en estacionamientos, aceras y entradas de edificios. El tipo de sistema de alerta meteorológica con el que cuente una compañía para monitorear las condiciones climáticas cambiantes y alertar a los empleados de inmediato puede tener un papel fundamental en la reducción de estas lesiones en la época invernal.

Descargar recurso:

Ver PDF

Compartir


Su información:
Información del destinatario

Encontrado en